martes, 7 de abril de 2009

Pueblos abandonados I

Un grupo de alumnos de 3ºD -y la que suscribe, claro- nos vamos en mayo a Umbralejo (Guadalajara), dentro del Proyecto Educativo de Recuperación de Pueblos Abandonados que organizan varios ministerios (Educación, Vivienda y Medio Ambiente) y las tres Comunidades autónomas a la que pertenecen los pueblos (Castilla la Mancha, Extremadura y Aragón).


Ésta es la primera de una serie de entradas que dedicaremos a este proyecto y a los temas que se desarrollan en él.


En primer lugar, en este enlace encontraréis la información básica sobre Umbralejo: situación, clima, actividades, horarios, etc.
En este otro podéis ver un resúmen de la participación de un grupo de alumnos de nuestro centro en el proyecto hace unos cuantos años, en el mismo pueblo.
También elaboraron un vídeo que veremos en el aula, para que vayáis preparando la ropa de trabajo, la cantimplora y demás.
Y, por si os animáis a leerlo, aquí tenéis el proyecto que hemos presentado, para que os vayáis haciendo una idea de las actividades programadas
Y, por último, en este blog encontraréis información y fotografías de Umbralejo.

4 comentarios:

alvarezcarpio dijo...

Hola, soy Milagros la profesora del IES ACEBUCHE que acompañará a los alumnos a Umbralejo.
Felicidades por la página del Departamento de dibujo, es fantástica!!!

Departamento Dibujo IES La Serna dijo...

Muchas gracias. Es un blog muy jovencito: en febrero empezamos un curso para aprender a hacer blogs educativos y aquí andamos, dando guerra a nuestra TIC...
Un abrazo,

Mariajo

Alberto Gamarra Gonzalo dijo...

Gracias por incluir el enlace de mi blog en tu post. Espero que disfrutéis de la experiencia. Umbralejo es un pueblo maravilloso.

Un saludo

Departamento Dibujo IES La Serna dijo...

Perdona por no haber contestado a tu comentario antes pero no lo he visto hasta hoy.
Gracias a tí por la información tan útil (sobre todo para "primerizos" en esto de los Pueblos abandonados como yo...)que podemos encontrar en tu blog.
Yo ya conocía la zona pero no lo había vivido. Efectivamente, es una experiencia inolvidable. Solo por ver lo que han aprendido los chicos y lo que han disfrutado, vale la pena lidiar con ellos cada noche a la hora del "toque de queda"...
Un abrazo,
Mariajo