martes, 31 de marzo de 2009

Aranjuez, mon amour

El viernes 27 teníamos organizada una excursión a Aranjuez para una jornada artística. Nada menos que un paseo por sus jardines para practicar el dibujo a plein aire (Plenairismo: pintura realizada al aire libre con el fin de captar un paisaje y su atmósfera de la forma más cercana posible a la realidad... o, como diría aquel: en dos palabras, al "aire libre").

Así que salimos bien temprano camino de la Vega del Tajo, como los impresionistas: con nuestra carpeta y las pinturas debajo del brazo, con el mismo aspecto que Cezanne (en la foto) cuando salía al campo para pintar en los alrededores del monte Saint-Victoire.




Dimos un paseo por el Jardín del Parterre donde encontramos rincones apropiados para nuestra tarea: intentar captar el espíritu de la naturaleza e interpretar la realidad, con las lógicas limitaciones materiales y, sobre todo, temporales.

Con los dibujos realizados haremos una exposición en el vestíbulo del instituto y, para que podáis localizar cada dibujo, también expondremos fotos de los lugares interpretados.



Después de comer, paseamos por los jardines del Príncipe: llegamos al embarcadero en el que subían a las falúas reales los soberanos para navegar por el río y al cenador que Rusiñol retrató en distintas ocasiones: en 1908 recibió la medalla de Bellas Artes por una de las obras cuyo tema era este "templete"de ramas de tuyas (o cipreses de seto).

También tuvimos tiempo para jugar un rato al frisbee, que no todo va a ser trabajar...

Y, como decía Leonardo da Vinci: "Donde el alma no trabaja con las manos, allí, no hay arte"

2 comentarios:

lca dijo...

El problema es que Leonardo jamás explicó dónde se podían localizar las manos del alma...
Muy buena tu entrada.

Departamento Dibujo IES La Serna dijo...

Habría que "microscopiarla". Un beso,